jueves, 15 de marzo de 2018

Encuadernación revista Cantalobos con gomas

En esta segunda opción de encuadernado no usamos el cosido sino gomas para sujetar las revistas. Es más versátil ya que permite poner y quitar las revistas a nuestro antojo, y más fácil.
Los pasos a seguir serían los mismos que en la encuadernación con cosido. 

En cuanto a las medidas del lomo, ya que no tenemos que hacer agujeros, serán de 5 cm x 30,5 cm. Adaptaremos las medidas de la tela que tendrá 2 cm menos de ancho. Esta medida está pensada para 20 revistas, si vamos a poner más o menos calcularemos el ancho de lomo que necesitamos.

También usaremos cartón contracolado más grueso para el lomo, de 2 mm, o si no tenemos de esa medida podemos pegar dos trozos para ganar en grosor porque si no al enrollar la goma se combará por la tensión.


Una vez montadas y decoradas las tapas procederemos a enrollar la goma alrededor del lomo, intentando que las vueltas no monten unas encima de otras. Daremos tantas vueltas como revistas vayamos a encuadernar.

La tensión de la goma debe ser suficiente pero no excesiva, si el lomo se comba es que estamos estirando demasiado. Usaremos unos 8 metros de goma.

Nos ayudaremos con unas pinzas para sujetar la goma del principio
Así quedará por dentro. En la imagen he dejado el nudo de la goma por dentro pero puede dejarse por fuera y disimularlo con una decoración o etiqueta colgante
Así quedará por fuera, cruzaremos la goma del principio para poder anudarla con el final

Insertaremos las revistas en las gomas, por las páginas centrales
Así nos quedará el lomo una vez terminado, recogemos todas las gomas con un cordel que nos servirá para colgar la etiqueta donde podemos anotar qué es lo que contiene el álbum

jueves, 8 de marzo de 2018

Tutorial encuadernación revista Cantalobos, sencilla y rústica

Llevaba tiempo pensando que tenía que encuadernar las revistas de Cantalobos para tenerlas ordenadas y guardadas sin que sufrieran más sueltas por los estantes.
Ya que me he puesto manos a la obra he pensado que quizá a alguien le pueda interesar hacer esta encuadernación por lo que he intentado hacerla sencilla y rústica, con pocos materiales y al alcance de todos. Hay muchas otras maneras de encuadernar, más elaboradas, más decoradas, con otros estilos... seguro que las personas que sean más manitas sabrán sacarle más partido.
Voy a intentar explicarlo con fotografías del paso a paso, pero si alguien tiene alguna duda podéis preguntarme e intentaré ayudaros.
En primer lugar hay que rescatar del olvido todas las revistas que tengamos, las vamos a apilar en tres bloques: el primero del número 0 al 20 (inclusives), con los dos extras que salieron en esa temporada (bueno yo solo tengo dos, no sé exactamente si salieron más), el segundo bloque del número 21 al 40 inclusive y el tercer bloque del número 41 hasta la actualidad (número 60). Tendremos para hacer un álbum con cada bloque. He elegido estos tramos porque coinciden los tres bloques con un trimestre de final de año, así no cortamos ningún año por la mitad.
Vamos a trabajar con el primer bloque y los restantes se trabajarán igual.
Lo primero que vemos es que los primeros números no están impresos en un tamaño de papel DINA y por lo tanto son algo más grandes que los demás.



Si alguien no quiere recortar las revistas, puede dejarlas tal como están, pero teniendo en cuenta que las medidas que daré para las tapas no servirán, tendrán que adaptarlas al tamaño de las revistas más grandes, y decidir si el exceso, a la hora de encuadernar, lo dejan por arriba, por abajo o centrado como en la imagen.
Yo he optado por recortarlos en tamaño A4 (21 cm x 29,7 cm) para que quede más pulida la encuadernación, para eso hay que recortar por el lateral derecho y por arriba y abajo unos milímetros, teniendo cuidado de no pasarnos y cortar parte del texto o fotografías. Aunque en la fotografía veais el corte con guillotina, al final lo hice con cúter y regla metálica, se cortan muy bien ya que los cuadernillos no son muy gruesos.

Y una vez recortados quedan ya igualados


Como tengo dos números extraordinarios, que solo tienen dos hojas, voy primero a unirlos a las revistas posteriores. Así tenemos el extra de las setas que uniremos a la revista nº 5

Y el extra de las elecciones de 1995 a la revista nº 11

Para unirlos he utilizado dos tiras de tyvek, una para cada unión, de 2 cm de ancho y las he doblado por la mitad. El tyvek es un material que tiene el aspecto del papel pero está hecho con fibras de polietileno y no se rompe, es muy liviano pero resistente, ideal para encuadernaciones. Si no disponéis de este material lo podéis hacer con una cartulina o folio de alto gramaje, que sean resistentes. También podríais utilizar una tela y pegarla con pegamento textil.


Una vez que tenemos las revistas preparadas pasamos a confeccionar las tapas.
Necesitaremos cartón contracolado de 1,5 cm o 2 cm. Cortaremos dos trozos de 21,7 cm x 30,5 cm y otro trozo para el lomo de 7 cm x 30,5 cm. Si no tenéis cartón contracolado podéis utilizar cualquier cartón resistente del reciclado de algún embalaje.
También necesitaremos tela de encuadernar para unir el lomo a las tapas (es una tela que por el revés lleva papel), yo he elegido un tono marrón. En caso de que no podáis conseguirla podéis utilizar cualquier tela con cuerpo, o pegar tela a una cartulina para luego usarla en la encuadernación. También podéis usar cartulina, pero hay que pensar que, si le damos uso, de abrir y cerrar las tapas puede rasgarse con el tiempo.

Necesitaremos dos trozos de tela de encuadernar, uno de 35,5 cm x 15 cm y otro de 30cm x 15 cm. En el trozo grande marcaremos por el revés las líneas auxiliares para encuadernar. En el centro el espacio para el lomo de 7cm x 30,5 cm, a los lados del lomo marcamos dos líneas a 0,5 cm del lomo, por arriba y abajo nos quedarán 2,5 cm de margen para pegar la vuelta del lomo a las tapas.

Así colocaremos los cartones de las tapas y el lomo encima de la tela de encuadernar para pegarlos.

Primero aplicamos cola blanca, que sea de buena calidad, para encuadernar, en el recuadro del centro, donde va el lomo. Aplicar la cola con generosidad, pero en una capa fina, sin grumos. 



Seguidamente y por la parte de la tela pasamos un trapo para eliminar arrugas y adherir mejor el lomo a la encuadernación.

Colocamos las tapas, guiándonos por las marcas, si ponemos una regla pegada a la parte de arriba o abajo nos ayudará a que las tapas estén perfectamente colocadas y alineadas. Hay que respetar los 0,5 cm que hemos dejado a cada lado, esto permite poder doblas las tapas.


Una vez pegadas las tapas, doblamos hacia adentro el margen que hemos dejado de tela, siempre ayudándonos de un trapo o una plegadera para eliminar burbujas y arrugas 


Una vez  pegados los márgenes del lomo cogemos la otra pieza de tela de encuadernar y la pegamos por dentro del álbum, haciendo que coincida con la pieza que ya está pegada

 
 
Con una plegadera o un canto romo (como el mango de unas tijeras) insistimos en las zonas que hay entre las tapas y el lomo y que han formado como unos canales.

Así nos quedará la estructura de las tapas

Para decorar las tapas he hecho unas fotocopias de algunas páginas de la revista, las he tratado con Photoshop para darles un aire envejecido y he recortado con las manos, toscamente, trozos que he pegado aleatoriamente en las tapas, como si hiciese decoupage, con la misma cola de encuadernar. Las fotocopias están hechas en folios de 160 g/m2
Así ha quedado la tapa delantera, he añadido una puntilla al borde izquierdo.
La tapa trasera la he decorado siguiendo la misma técnica, pero se pueden usar papeles decorados, corcho, telas, aquí ya interviene la creatividad.
Ahora cortamos dos trozos de cartulina de 30 cm x 21 cm y los encolamos a la parte trasera de ambas tapas, la parte que queda dentro del álbum.


Una vez pegadas las cartulinas interiores
Así queda el álbum, está abierto, lo que vemos a la izquierda es la tapa trasera y la derecha la tapa delantera
Bolsillos interiores
 Cortamos dos piezas de cartulina de 9,5 cm x 13 cm para hacer unos bolsillos interiores que nos permitan guardar notas, folletos o cualquier cosa que queramos tener junto a las revistas. Vamos a hacer unos bolsillos superpuestos.
Doblaremos 1 cm por cada lado, como veis en la imagen, para pegar el bolsillo. En el inferior también hacemos un doblez en la parte de abajo. Con un tapón o cualquier cosa redonda, marcamos un semicírculo en la parte superior del bolsillo y lo recortamos (esto es opcional, y el tamaño de los bolsillos orientativo). Cortamos las esquinas en bisel, tal como se ve en la fotografía.
Este es el bolsillo superior, lo cortamos como se ve en la imagen y le hacemos unas pequeñas muescas que irán introducidas en el bolsillo de abajo.
Los bolsillos una vez pegados a la tapa
Después de aplicarle cola los cartones se humedecen y se pueden combar, es normal. Ponemos las tapas estiradas y encima una buena cantidad de libros y lo dejamos prensando durante al menos una noche, 8 o 10 horas, si es más mejor, y las tapas quedarán totalmente planas.
 
  
El siguiente paso es dibujarnos una plantilla en un folio para marcar los agujeros del cosido al lomo. Tenemos que hacer 21 líneas, una por cada revista, con una separación de 3 milímetros. Luego marcamos unas líneas transversales que nos indicarán donde tenemos que hacer los agujeros. He hecho una en el centro y las otras separadas por 5 cm. Voy a hacer el cosido con cinco agujeros, pero esto se puede modificar, pueden ser 3 o 4...
Sujetamos la plantilla, bien centrada en el lomo, con washi tape o cualquier adhesivo removible. Colocamos el álbum encimo de algo mullido como una alfombrilla para punzar, de las que usan los escolares, y marcamos todos los agujeros.
Llega la hora del cosido. He escogido un hilo grueso rústico y nos valdremos de una aguja lanera, que no tenga el ojo muy ancho para que pase bien por los agujeros.
 Vamos cogiendo las revistas una a una y las abrimos por las hojas centrales. Las revistas están encuadernadas con grapas, no hace falta quitarlas a menos que nos moleste alguna para hacer los agujeros. Nos ayudamos con una regla (la ideal es una regla de centrar como la de la imagen, pero nos sirve cualquiera), marcamos el centro y dos agujeros a cada lado, tal como hemos hecho en la plantilla, a 5 cm de distancia.
 Empezamos a coser. Introducimos la aguja por el agujero central que hemos hecho en la revista y lo pasamos también por el agujero central que le corresponda del lomo

Pasamos el hilo por el lomo
Subimos por el lomo exterior hasta el siguiente agujero y los pasamos también por la revista.
Seguimos cosiendo pasando el hilo por todos los agujeros, primero subiendo y luego bajando. 

 

 Cuando hemos pasado por todos los agujeros, terminamos en la parte interior y hacemos un nudo doble y cortamos el hilo sobrante.


Así nos quedará el cosido, a la vista por la parte exterior que le da un aire rústico. Esta forma de encuadernar nos permite que si nos equivocamos podemos cortar el cosido y sacar la revista, no influirá en el cosido restante. También nos permite que si nos falta una revista, nos saltamos la marca donde tendría que ir cosida y si con el tiempo la conseguimos podemos coserla en su sitio.

No he terminado de coser todas las revistas porque tengo pendiente escanearlas para subirlas a la web. Cuando tenga el trabajo más adelantado editaré esta entrada para poner la fotografía.

También he hecho dos agujeros en la parte superior del lomo, he colocado unos ojetes para colgar una etiqueta donde pondré la fecha y los números de Cantalobos que contiene el álbum.

Espero que os resulte de utilidad.