viernes, 9 de agosto de 2013

Linimento oleocalcáreo

El linimento oleocalcáreo es una antigua fórmula de la farmacopea. Se encuentran registros de esta receta ya en la Edad Media. También recibe el nombre de aceite de nieve.
Descrita en la Oficina de Farmacia de F.L.M. Dorvault, según el Códex francés y las farmacopeas europeas de medidados del siglo IX como Linimento oleo calcáreo, era el remedio de elección para quemaduras de segundo grado aplicando vendas de lienzo o tafetán embebidas en aceite de nieve.

Tradicionalmente se usaba, para su elaboración, aceite de oliva y agua de cal a partes iguales formando una emulsión agua en aceite (W/O). Respetando estas proporciones podemos cambiar los ingredientes para adaptarla a nuestras necesidades usando los aceites más convenientes. Si le añadimos una pequeña cantidad de cera de abejas, el linimento no se separará en dos fases y quedará emulsionado. También, opcionalmente, podemos añadirle vitamina E y esencias aromáticas o aceites esenciales (siempre que no vayamos a usarlo con embarazadas o niños pequeños).
Uso:  
  • El linimento es una leche grasa muy suave, ideal para la limpieza de pieles sensibles, que deja una película protectora sobre la piel. Muy aconsejable para la limpieza en el cambio de pañales de bebés ya que evita las erupciones y enrojecimientos causados por la humedad, la orina y las heces.
  • También se puede usar para eliminar las costras lácteas que se forman en la cabeza de los niños o en las partes secas y escamosas por el roce del cuerpo del bebé.  
  • El linimento es también muy popular como producto desmaquillante.
  • Para aliviar quemaduras, también las solares.
  • En las escaras por presión de las personas que deben guardar cama.
  • Piel escamosa, dermatitis, irritaciones, escoceduras