lunes, 1 de septiembre de 2014

Hidrolato de pachulí

http://www.articulosweb.net/blog/wp-content/uploads/2012/05/patchouli-o-pachuli-una-fragancia-de-alta-alcurnia-15.jpg
El pachulí (Pogostemon cablin) es una planta originaria de Indonesia y Malasia. Muy utilizada en perfumería y considerada una materia prima cara y lujosa. La planta fresca no tiene olor, es en la fase de fermentación cuando los precursores de diferentes moléculas (pachulol…) dan olor a las hojas. De estas hojas se obtiene el aceite esencial o un absoluto.
El pachulí tiene un olor fuerte exótico, amaderado, terroso y seco con acentos ahumados, alcanforados y dulces.
En Asia se utiliza tradicionalmente por sus propiedades antiinflamatorias, antisépticas y afrodisíacas.
Asociado al movimiento hippie de los años 70, el pachulí estimula el deseo de superación de los límites internos y externos.
Las hojas secas se utilizan para repeler las polillas y otros insectos.
El hidrolato de pachulí cautiva con su excepcional olor oriental dulce, tiene propiedades purificantes y es muy útil con los problemas cutáneos como el eccema o la psoriasis
Usos y propiedades:
  • Purificante: para pieles grasas y con acné
  • Regenerante, cicatrizante y antiséptico, calmante y reparador
  • Ayuda a combatir la caspa
  • Descongestionante, promueve la circulación venosa y linfática
  • Anti-inflamatorio y antiséptico
  • Tónico digestivo
  • Tónico general, estimula la fuerza física y mental.
    Afrodisíaco, despierta la sensualidad y disuelve la tensión.
    Ayuda a recuperar la confianza y el coraje de expresar las emociones serenamente.
    Deliciosamente perfumado, se utiliza para crear un ambiente oriental y sensual.
    Permite una apertura de la mente y estimula el deseo de ir más allá de sus límites.
  • Instrucciones de aplicación y sugerencias de uso:
    Vaporizar el hidrolato en el plexo solar y masajear.
Indicaciones:
  • Para todo tipo de piel: Pieles grasas, con acné. Pieles secas. Pieles maduras y fatigadas. Vaporizar directamente sobre el cutis, a unos 20 cm de distancia, usándolo como tónico antes de la crema habitual (no secarse después). También puede usarse para refrescar la piel.
  • Trastornos circulatorios, hemorroides, venas varicosas. Retención de líquidos, celulitis. Infecciones intestinales, Indigestión.
  • Disminución de energía, fatiga. Estrés, agitación mental. Miedos, incertidumbre, falta de confianza en sí mismo.
Sinergias:
Hidrolatos de  ciprés y enebro en caso de retención de agua.
Hidrolato pomelo, aceites esenciales de limón, pomelo,
Fuco'slim, cafeína: en tratamientos adelgazantes naturales contra la celulitis.
Uso en el hogar:
Vaporizar utilizando un spray. El olor suave y oriental del pachulí es excelente para rociar directamente sobre la ropa de cama, cortinas, cojines, almohadas. También se puede añadir al agua de la plancha. Ayuda a mantener alejados a los insectos.

Belleza en cinco pasos

80-beautiful-girl-hd-wallpaper
Limpieza y exfoliación
Exfoliación
Debemos realizarla, como mínimo, una vez al mes. La exfoliación arrastra las células muertas y por lo tanto ayuda a regenerar la piel. La realizaremos en cuerpo y rostro y podemos usar Sugar Scrubb (exfoliante de azúcar), arcillas exfoliantes o cremas con micro gránulos de limpieza (de jojoba, …

Mascarilla
Aplicarla con la piel bien limpia y después de la exfoliación, como mínimo una vez al mes, durante unos 10 o 15 minutos. Hay muchas clases de mascarillas: limpiadoras, hidratantes, nutritivas. Usar la que se adapte a nuestras necesidades y tipo de piel.
Limpieza
Todas las mañanas y noches
Con un buen jabón cosmético artesano masajearemos con las manos hasta obtener espuma y a continuación aclarar con abundante agua clara. Conseguiremos una mayor efectividad en las cremas que apliquemos a continuación.
Tónico
Por la mañana y por la noche
Después de limpiar el cutis aplicaremos un hidrolato vaporizando directamente a una distancia de unos 20 cm del rostro. A continuación, sin dejar secar del todo aplicaremos la crema de noche o de día. El tónico aporta frescura y cierra los poros dilatados a la vez que nos produce una sensación de relax. Usaremos el hidrolato adecuado a las exigencias de nuestra piel (pieles sensibles, grasas, con rojeces, maduras…).
Hidratación
Todas las mañanas
La piel debe ser hidratada todos los días, a cualquier edad. Podemos usar un aceite (jojoba, argán…) o una crema o emulsión.
Nutrición
Todas las noches
Después de tonificar, aplicaremos un aceite o crema de noche realizando un suave masaje hasta su absorción. Si tenemos la piel muy seca o castigada aplicaremos una segunda vez pasados 10 o 15 minutos.
Anti edad
Por las noches
Para mujeres a partir de los 30 años combinar la crema nutritiva con la crema anti edad (una noche nutritiva y otra anti edad). Para prevenir la aparición de arrugas y evitar un cutis desmejorado y apagado. Se puede usar antes de esta edad si la piel está muy castigada.